MEDIDAS QUE SE PUEDEN TOMAR PARA MANTENER EL BUEN ESTADO DE LA SALUD.

OBJETIVO.
Que el paciente que acude a nuestra consulta tome consciencia sobre los factores que favorecen la buena salud: 1.De la disposición para modificar hábitos, costumbres y emociones.2. Del diagnóstico y tratamiento con  Medicina Tradicional China determinado para su caso y 3. El 75% de la disposición personal para cambiar aquellos patrones que lo llevaron a perder el equilibrio.

ANTIBIÓTICOS Y PROBLEMAS NEUROLÓGICOS

Existen varios estudios recientes muy interesantes referentes a enfermedades neurológicas y su relación con problemas gastrointestinales; las enfermedades neurológicas están siendo tratadas (y produciendo resultados asombrosos) recuperando la flora intestinal de los enfermos. Los antibióticos alópatas no son una solución pues los microbios terminan haciéndose resistentes a ellos. La ingesta de antibióticos alópatas altera (mata) la microflora intestinal aumentando la posibilidad de posteriores infecciones por múltiples patógenos.

¿Pero qué tiene que ver el intestino con problemas neurológicos?

El intestino es llamado  “el segundo cerebro”, pues hay alrededor de 100 millones de neuronas, cantidad mayor a la que se encuentra en la médula espinal. Por otro lado, se considera que el intestino alberga alrededor de 100 trillones de bacterias y levaduras  de unas 500 a 1,000 especies diferentes.  Se considera que la flora intestinal en promedio tiene un peso de un kilogramo en las personas, por lo que hay quien las considera no sólo un ecosistema ampliamente diverso y aún desconocido, sino un órgano más del organismo humano.

 

El intestino  alberga la mayor cantidad de células del sistema inmunológico del organismo.

Influye en gran parte de las emociones. Se considera que el 90% de la serotonina, “la hormona de la felicidad” o del bienestar que más bien sería del “bien-sentir”, se produce en el sistema digestivo y el restante 10% en el cerebro; la serotonina juega un papel importante en la inhibición del enojo, la depresión o la impulsividad; ¿recuerdas haberte enojado cuando no comes a tu hora?; ¿recuerdas estar de malas cuando haces dieta?....Con niveles óptimos de serotonina se duerme mejor y se tiene mejor memoria. Los medicamentos antidepresivos se encargan de modificar los niveles de esta hormona en las personas. También “el cerebro intestinal” produce la dopamina,  que modula el dolor y está relacionada con la sensación de calma y bienestar.

Michael Gershon, de la Universidad de Columbia, en Nueva York, y autor del libro “El segundo cerebro”,  es el descubridor del cerebro gástrico. Este científico demostró que el 95% de la serotonina corporal, neurotransmisor que influye en el estado de ánimo, es producida por el cerebro entérico. El intestino produce muchísimas otras sustancias, de las cuales, algunas aún son desconocidas y por lo tanto su función.

Diversas personas que padecen problemas neurológicos como Alzheimer, Parkinson,  trastorno por déficit de atención, fibromialgia, poliartritis reumatoide, ansiedad severa, depresión, desórdenes obsesivo-compulsivos;  niños hiperactivos, autistas, epilépticos, disléxicos, están mejorando notablemente al mejorar la situación de su intestino, principalmente al fortalecer la flora intestinal y modificar la alimentación. Además, al contener la mayor cantidad de células inmunológicas, el bienestar del intestino tiene una gran repercusión en enfermedades autoinmunes y alergias.
Diversos neurólogos de todo el mundo, han presentado evidencias de que personas con problemas gástricos como enfermedad inflamatoria intestinal, colitis, gastritis, síndrome de intestino irritable, etc. tienen un riesgo mayor de sufrir diversos problemas neurológicos. Entre el 10 al 20% de la población mundial sufre de síndrome de intestino irritable.
La salud intestinal se afecta por microbios patógenos y toxinas, pero sobre todo, por antibióticos, que si se toman de forma continuada, alteran de manera importante la flora intestinal. Al alterar la flora intestinal, surgen nuevos padecimientos infecciosos.
La ingesta de probióticos mundialmente famosos y ahora de moda (en México por ejemplo el tepache, el pulque y la leche o agua de búlgaros (Kéfir)), no es la solución si se continúa con la ingesta indiscriminada de antibióticos. Los efectos colaterales de los medicamentos suelen presentarse con mayor frecuencia en el sistema gástrico, y gracias a los investigadores, ahora sabemos que estos efectos colaterales gástricos afectan a todo el sistema nervioso.

¿Y qué pasa con las Microdosis antibióticas?, este es su principal beneficio. Las Microdosis de medicamentos alópatas antibióticos como la rifampicina o el metronidazol,  o de plantas como la del ajo, tomillo, epazote, estafiate, chile, cempasúchil,

etc., no dañan la flora intestinal. Podemos hablar entonces de dos cosas diferentes: Antibióticos que quitan vida según su propia etimología, que son los medicamentos alópatas normales; y antipatógeno, que son las Microdosis que utilizamos y que de ninguna manera dañan a la benéfica y sumamente importante flora intestinal.

MICRODOSIS

Es el uso de tinturas para el tratamiento de diversos padecimientos mediante la administración de pequeñas cantidades en soluciones Hidroalcohólicas. Se emplean sustancias de origen vegetal, animal, químico, mineral y medicinas de patente.
Estas soluciones se aplican directamente sobre la punta de la lengua, desencadenando respuestas neurohormonales por vía sensorio-neuro-glándula-cerebral por intermedio del hipotálamo y otras formaciones, es decir, los principios activos que contienen las plantas se transmiten a gran velocidad de la lengua al cerebro y de ahí a la parte afectada del cuerpo.

Los estudios e investigaciones de la microdosis fueron realizados en la Universidad de Zacatecas por el Doctor Eugenio Martínez Bravo, descubridor de esta terapéutica.
Esta alternativa nos proporciona múltiples ventajas, entre las cuales encontramos las siguientes:
No tiene efectos secundarios, es efectiva, económica, y fácil de administrar.
No hay riesgos de intoxicación ni envenenamiento.

No crea adicción.
Se puede utilizar como profilaxis.

Es de efectos inmediatos, su acción terapéutica de absorción es de 2 a 5 segundos aproximadamente sobre o debajo de la lengua.
Se puede combinar para complementar cualquier otro tipo de tratamiento, como la acupuntura, homeopatía, nutrición, etc.
Se pueden tratar simultáneamente varios padecimientos con microdosis, tales como:  Diabetes, Gastritis, Vista, Infecciones de todo tipo, Ácido úrico, Adicciones, Dolor, Próstata, Depresión, Cáncer, Hígado, Obesidad, Alergias, Sida, Impotencia,  Artritis, Glaucoma, Colesterol, Estrés, Colitis, Anemia, Insomnio, Quistes, Cálculos, Alzheimer, Fiebres, Estreñimiento, Infertilidad, Neuralgias, Vitíligo, Osteoporosis, Hipertensión, Psoriasis, Retención de líquidos, incluyendo tratamientos para Desórdenes Autoinmunes, Nerviosos, Cardiovasculares, Respiratorios, Circulatorios, Dietéticos, Hormonales, Digestivos, Degenerativos, Articulares, Dermatológicos, Urinarios, Cardiacos, Hepatobiliares, Metabólicos. En algunos casos la microdosis también es de uso externo, en algunas afecciones de la piel como: Alergias, ronchas, quemaduras, heridas, manchas.